Un corredor estrangula en una montaña de Colorado a un puma que lo atacó

El felino se abalanzó sobre un deportista en la localidad estadounidense de Loveland, y el hombre logró asfixiarlo después de que el animal le hubiera mordido varias veces

.

Los ataques a personas de los pumas que pueblan las montañas de EE UU son extremedamente raros, pero más aún lo es que el atacado se revuelva contra el animal y logre matarlo en pleno ataque. Así ha ocurrido en Loveland, Colorado. Un corredor se vio atacado ayer de golpe por el felino mientras practicaba trail en la montaña Horsetooth. El animal, un ejemplar joven, le mordió varias veces y le arañó con sus zarpas en la cara, espalda, brazos y piernas, según informaron conjuntamente la entidad de Parques y Naturaleza de Colorado (Colorado Parks and Wildlife, CPW) y el condado de Larimer, donde se produjo el suceso. 

En el ataque, el corredor logró asfixiar al animal, pero sufrió varias heridas en la cabeza, el cuello, la cara, los antebrazos y las muñecas, así como "serias heridas" y cortes en sus piernas y su espalda. A pesar de ello, el hombre accedió por sus propios medios a un hospital, donde se diagnosticó que sus heridas eran graves pero no suponían una amenaza para su vida.

Según las autoridades, los hechos sucedieron ayer cerca de un embalse, en la zona conocida como Horseshoe Mountain, al oeste de la ciudad de Fort Collins, en el condado Larimer, mientras el hombre trotaba por el lugar. Las heridas de esta persona, cuya identidad no se ha dado a conocer, revelan que el puma lo atacó por la espalda, atrapándolo a la altura del cuello. El hombre se enfrentó al animal -también conocido como león de montaña- y, de acuerdo con CPW presuntamente lo ahorcó.

A través de una serie de mensajes difundidos en Twitter, los investigadores de CPW indicaron que habían podido confirmar "el relato de la víctima de que pudo sofocar al animal mientras se defendía del ataque". Sin embargo, aún no queda claro qué provocó la acción del puma, un ejemplar joven, ya que son contadas las ocasiones de ataques de estos felinos a humanos (desde 1990 solo ha habido 16 ataques de pumas en Colorado, aunque eso sí, tres personas han muerto por ello). Se especula que el trote del hombre pudo ser el factor desencadenante, o que el puma se encontraba enfermo.

De cualquier manera, alguna acción del hombre "desató el instinto" del felino, según CPW. Se desconoce cómo hizo el atacado, que carecía de algún tipo de arma de defensa, para sofocar al animal. Sus manos estaban heridas y sangrantes. En declaraciones a medios locales, Rebecca Ferrell, portavoz de CPW, expuso que "todos estamos confundidos e impresionados". También la funcionaria dijo que matar a un puma a mano limpia "es muy raro".

Una vez que el hombre se recupere lo suficiente, probablemente esta misma tarde, los investigadores tendrán "varias preguntas para él", dijo Ferrell. Los detalles de la necropsia del puma, así como los de las heridas del hombre atacado, no se darán a conocer en el transcurso de las investigaciones.

En su cuenta de Facebook, el gobernador local, Jared Polis, instó hoy a los residentes a que no traten a propósito de repetir lo que hizo el hombre del norte de Colorado porque "probablemente terminará mal para ustedes". El mes pasado, oficiales de CPW atraparon y mataron a cinco pumas en el oeste del estado e indicaron que esa era "la única opción" que tuvieron luego de que se les detectase merodeando cerca de la localidad de Glenwood Springs.

 

81 Puntos de vista